Actividades extraescolares: productos más rentables que nunca
23 abril, 2021

Actividades extraescolares: productos más rentables que nunca

Educar a un niño es una labor ardua y que depende de muchas personas. Ni que decir tiene que los padres y madres tienen la gran misión de organizar todo lo que tiene que ver con la educación de sus pupilos y que son los responsables de la misma. Los profesores y profesoras, como no podía ser de otra manera, también juegan un papel relevante en lo que respecta a este asunto. Finalmente, podríamos decir que las actividades extraescolares y las personas que las imparten también tienen su porcentaje de importancia en todo este proceso.

De la combinación de todos esos factores depende el éxito de la misión que tenemos entre manos, que no es otra que la de hacer de nuestros pequeños y pequeñas personas que se formen adecuadamente, que empiecen a desarrollar su sociabilidad y que, en definitiva, disfruten de su tiempo de la mejor manera posible mientras no paran de aprender. La labor de todas las personas que están implicadas en el proceso es tan sumamente importante que no pueden fallar en ninguna de las fases del aprendizaje de los menores si no queremos que su desarrollo se estanque.

La página web Elbebe.com comentaba, en uno de sus artículos, el tipo de actividades extraescolares para los niños. Aseguraba que los deportes son la actividad extraescolar que más se demanda entre las familias: y es que más del 70% de niños y niñas practica algún deporte después de haber finalizado sus clases. La danza, el teatro, la pintura o la música cuentan, por su parte, con un seguimiento del 20%. Desde luego, es positivo comprobar cómo buena parte de los niños y niñas de nuestra sociedad continúa su educación en cualquier plano después de sus clases obligatorias de la mañana.

Otro artículo, publicado en el portal web Blog Lenovo, se hacía una pregunta que todo el mundo que tiene hijos se ha hecho alguna vez: ¿cuántas clases extraescolares puede disfrutar un niño? Hay expertos que apuntan que, como es lógico, conviene que los niños tengan tiempo libre durante el día para poder jugar, pero que alguna actividad al margen del colegio no viene nada mal a nadie. Eso sí, los conceptos «mucho» y «poco» aquí dependen del niño y de la cantidad de cosas relacionadas con el colegio que tenga que hacer. Por eso, conviene que no ofrezcamos un dato concreto a partir del cual se pueda entender como demasiadas el número de actividades extraescolares que un niño pueda tener.

La realización de tareas extraescolares es algo bastante común en los tiempos que corren entre los alumnos de la educación obligatoria. Y precisamente por eso hay cada vez más entidades dedicadas a gestionar alguna de estas actividades. En Actividades Extraescolares Madrid nos han comentado que, aunque la natalidad continúa bajando a nivel estatal, son cada vez más los niños y niñas que dedican parte de sus partes a la realización de alguna de estas actividades para completar su información. Y claro, dedicarse a este sector se ha convertido en algo rentable y que está al alza en España.

Actividades esenciales

Desempeñar una actividad extraescolar es algo que, como hemos dicho, debe estar supeditada a cómo vayan las cosas en el cole y las obligaciones que eso suponga a los más pequeños y pequeñas. Ni que decir tiene que esto, el cole, debe ser lo principal. Pero es evidente que complementarlo con algo siempre va a aportar beneficios porque, ya sea desde un punto de vista artístico (el teatro, la danza…) o el deportivo (en cualquiera de sus ramas) otorga beneficios para nuestro cuerpo, mente y, sobre todo, para la sociabilidad de los menores.

Por este tipo de motivos, podemos considerar que las actividades extraescolares pueden llegar a ser fundamentales para los más pequeños. Y es que siempre se agradece poder disfrutar de la práctica de algo que nos apasiona con amigos o con compañeros de clase. Desde luego, no cabe la menor duda de que hay que poner toda la carne en el asador para intentar que los menores se vayan desarrollando como profesionales y, lo que es más importante, como personas. Es la labor que debemos promover como padres o tutores.

Lo importante es que los niños y niñas se sientan bien con todo aquello con lo que hacen. La vida ya es demasiado dura cuando se es mayor como para complicarla cuando somos más pequeños y tenemos más tiempo para jugar. Desde luego, un niño feliz es un niño que, en resumidas cuentas, tendrá una capacidad mayor para aprender y ser una persona de provecho en el futuro. Para llegar a ello, hay tiempo más que de sobra, así que conviene no impacientarse e ir viviendo poco a poco. Lo que tenga que venir… irá viniendo con el goteo de los años.

Deja una respuesta