Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La falta de talento directivo en las empresas

El mundo empresarial está en constante cambio, lo que hace que cada vez sea más competitivo y las empresas tengan que actuar para convertirse en “las mejores”. Teniendo esto en cuenta, cabe resaltar una preocupación común, la falta de talento directivo. 

Las empresas tienen que poner el foco en atraer, desarrollar y retener a los líderes para ser   exitosos y no de forma temporal, sino a largo plazo. 

Encontrar a este talento no es fácil, por ello, hay que dedicar tiempo y conocer el por qué de este problema.  Según un estudio de PwC, el 72% de las empresas españolas afirman tener dificultades para encontrar talento directivo.

Causas

En un entorno empresarial cada vez más complejo y competitivo, encontrar líderes con las aptitudes y habilidades necesarias para afrontar los desafíos del siglo XXI es un reto cada vez más difícil.

Las principales causas de la escasez de talento directivo se dividen en tres categorías:

Cambios en el entorno empresarial

  • Globalización: la competencia en todo el mundo ha aumentado. Esto supone un mayor problema para las empresas, que tienen que ser más competitivas, flexibles y eficientes. Para encontrar buenos directivos hay que valorar su capacidad de visualizar el futuro a nivel global para mejorar y ser multiculturales. 
  • Digitalización: la transformación digital es sin duda otro de los grandes cambios. Inevitablemente los directivos deben conocer y manejarse con las nuevas tecnologías. Hay que cumplir con las demandas de la sociedad a nivel digital.
  • Evolución de las tecnologías: la continua innovación tecnológica obliga a las empresas a formarse y adaptarse. Por ello, los líderes deben contar con habilidades de aprendizaje y flexibilidad. 

Brecha generacional

  • Jubilación de la generación baby boomer: La generación baby boomer, que ocupaba gran parte de los puestos directivos, se está jubilando, lo que genera un vacío de experiencia y liderazgo en las empresas.
  • Expectativas y prioridades diferentes de la generación millennial: La generación millennial, que está reemplazando a la generación baby boomer, tiene diferentes expectativas y prioridades en cuanto al trabajo, lo que genera un desfase en la cultura y valores organizacionales.

Falta de inversión en desarrollo

  • Programas de formación insuficientes: muchas empresas no invierten lo suficiente en la formación y desarrollo de sus líderes, lo que limita el crecimiento profesional de los empleados con alto potencial.
  • Falta de atención en habilidades blandas: aunque las habilidades técnicas son importantes, hay que prestar atención a habilidades blandas. La comunicación o gestión de equipos son igual o incluso más importantes para el buen funcionamiento de la empresa. 

Consecuencias

El talento directivo es una de las piezas fundamentales para cualquier empresa. Su escasez supone un gran problema para las organizaciones, que deben actuar para hacer frente a esta situación. La solución comienza por invertir en formación y crecimiento. Es decir, formar a los empleados para que aprendan y adquieran las habilidades necesarias para ser directivo. 

Impacto en el rendimiento

  • Disminución de la productividad: cuando no existe un líder que guíe, enseñe, motive e inspire a los empleados puede disminuir la productividad. 
  • Deterioro de la innovación: ocurre algo similar que en el caso anterior. Una de las funciones de los líderes es fomentar la creatividad para innovar. La falta de ellos reduce la capacidad de la empresa para innovar y adaptarse a las nuevas demandas. 
  • Falta de toma de decisiones: no contar con personas encargadas de la toma de decisiones dificulta el crecimiento de la empresa. No existe visión estratégica y las decisiones que se tomen pueden ser erróneas. 

Dificultad para afrontar retos

  • Incapacidad para adaptarse a los cambios: la falta de líderes con capacidad de adaptación puede dificultar la respuesta a los cambios del mercado, las nuevas tecnologías y las tendencias emergentes.
  • Pérdida de competitividad: las empresas que no cuenten con líderes capaces de afrontar los retos del entorno actual estarán en desventaja frente a sus competidores.
  • Vulnerabilidad ante las crisis: la ausencia de líderes fuertes y resilientes puede hacer que la empresa sea más vulnerable ante las crisis económicas o financieras.

Pérdida de competitividad

  • Dificultad para atraer y retener talento: es común que las empresas que no cuentan con suficientes líderes, tengan dificultades para encontrar nuevos empleados.
  • Deterioro de la imagen de la empresa: la falta de líderes con una buena reputación puede dañar la imagen de la empresa y su capacidad para atraer clientes e inversores.
  • Pérdida de cuota de mercado: las empresas que no sean capaces de adaptarse a los cambios del mercado y competir con sus rivales perderán cuota de mercado y rentabilidad.

Baja moral de los empleados

  • Desmotivación e insatisfacción: la falta de líderes que inspiren y motiven a los empleados puede generar desmotivación, insatisfacción y baja moral.
  • Aumento de la rotación de empleados: los empleados que no se sienten valorados o que no tienen oportunidades de desarrollo profesional tenderán a abandonar la empresa.
  • Deterioro del clima laboral: la falta de liderazgo efectivo puede crear un clima laboral negativo y conflictivo.

Soluciones para afrontar la escasez de talento directivo

No existe una solución única para la escasez de talento directivo. Cada empresa debe adaptar las soluciones a sus necesidades específicas y a su cultura organizacional.

Invertir en desarrollo

  • Ofrecer programas de formación y desarrollo: el crecimiento dentro de la empresa es clave para conseguir talento directivo. Para conseguirlo, la empresa debe invertir en capacitación de los empleados. En este caso, dirigido al liderazgo, es decir, aprendizaje enfocado a la estrategia, adaptación a cambios o habilidades de comunicación. 
  • Fomentar la cultura de aprendizaje continuo: crear un ambiente donde el aprendizaje y la innovación sean valorados, y donde los empleados tengan la oportunidad de adquirir nuevas habilidades y conocimientos a través de cursos, talleres, conferencias, mentoring y otras iniciativas.

Atraer talento externo

  • Aplicar tácticas para atraer y elegir talento: utilizar estrategias que garanticen que las personas interesadas cumplan con los requisitos y por tanto, sean sobresalientes para la empresa. Esto puede requerir la participación en ferias o métodos de atracción exclusivamente profesionales. 
  • Proporcionar planes de carrera atractivos: llevar a cabo planes que sean atractivos para los nuevos empleados. Ofrecerles buenas y llamativas opciones de crecimiento y compensaciones por su trabajo. 

Retener a los mejores líderes

  • Crear un ambiente de trabajo positivo: crear un ambiente de trabajo positivo y motivador donde los líderes se sientan valorados, desafiados y con oportunidades de crecimiento.
  • Proporcionar opciones para el desarrollo profesional: llevar a cabo dentro de la empresa o con agencias externas programas que favorezcan el crecimiento laboral. Por ejemplo, formación, mentoría o coaching, entre otros. 
  • Reconocer y premiar el talento: reconocer el talento de los empleados y ofrecer recompensar por ello. De esta manera, se favorece el desarrollo y su rendimiento.  

Promover la diversidad y la inclusión

  • Fomentar un entorno inclusivo: es importante que las empresas creen un ambiente diverso, donde todas las personas, independientemente de su origen y características, tengan la opción de crecer laboralmente dentro de la empresa. 
  • Implementar políticas de diversidad e inclusión: implementar políticas de diversidad e inclusión en la selección, promoción y desarrollo de líderes.
  • Fomentar la diversidad de pensamiento: fomentar la diversidad de pensamiento en la toma de decisiones y en la resolución de problemas.

Colaboración entre gobiernos, empresas e instituciones educativas

  • Implementar programas conjuntos: implementar programas conjuntos de formación y desarrollo de líderes entre gobiernos, empresas e instituciones educativas.
  • Compartir mejores prácticas: compartir mejores prácticas para la identificación, desarrollo y retención de talento directivo.
  • Promover la importancia del liderazgo: promover la importancia del liderazgo en la sociedad a través de campañas de concienciación y programas educativos.

Además de las soluciones mencionadas anteriormente, existen otras medidas que las empresas pueden tomar para afrontar la escasez de talento directivo, como:

  • Flexibilizar los requisitos para los puestos de liderazgo: a veces puede ser necesario ser menos exigente. Por ejemplo, no requiere tanta experiencia o nivel educativo. Lo importante son sus habilidades actuales y lo que puede aportar a la empresa. 
  • Ofrecer oportunidades de liderazgo a los empleados jóvenes: favorecer el crecimiento de los jóvenes ofreciéndoles más oportunidades. Son un perfil que tienen un gran potencial y que necesitan oportunidades. 
  • Promover el liderazgo femenino: la diversidad e igualdad entre hombres y mujeres es importante. Es una opción apostar por las mujeres para que cubran puestos de liderazgo. 

La Interim Management: un aliado contra la escasez de talento directivo

La escasez de talento directivo, como hemos visto, es un problema complejo que requiere soluciones a largo plazo. Sin embargo, existen herramientas como la Interim Management que pueden ayudar a las empresas a mitigar sus efectos de forma inmediata.

La Interim Management, también conocida como dirección de transición, son “un servicio de gestión profesional realizada dentro de la empresa por un ejecutivo independiente, experimentado y de alto nivel cualitativo” según AMG Interim Manager, especialistas en este tipo de servicios.

Consiste en la incorporación temporal de un directivo altamente calificado a una organización para abordar un periodo específico. Este experto contribuye con su experiencia y competencias para ocupar un puesto temporal, dirigir un proyecto estratégico, liderar un cambio en la organización o manejar una situación de crisis.

Por ello, las empresas que se vean en la necesidad pueden valorar la posibilidad de contratar a este tipo de profesionales. 

Más entradas interesantes

Scroll al inicio