Protege tu piscina en invierno y disfruta del ocio que te ofrece en verano
9 abril, 2020

Protege tu piscina en invierno y disfruta del ocio que te ofrece en verano

En los meses de invierno, somos muchos los ciudadanos que optamos por cerrar nuestras piscinas de casa para evitar que se acumule suciedad en ellas. Esta misma tarea también la llevan a cabo cientos de responsables de mantenimiento de las urbanizaciones y piscinas municipales de toda España y es que esta es la mejor forma que tenemos para poder disfrutar del ocio que nos ofrece a nosotros mismos y a nuestros amigos una piscina en verano.

Si bien es cierto que mucha gente las deja abiertas durante todo el año, la realidad es que estos son los menos y lo hacen porque pueden permitirse tener un cerramiento que proteja el agua de las inclemencias del tiempo, o lo que es lo mismo, sus piscinas están cubiertas para poder bañarse en invierno. Para los que no tenemos esta suerte, una de nuestras palabras más habituales en cuanto llega el otoño es la de invernar y es que esta es una acción que hacemos cada año para proteger el agua y que a lo largo de este post os intentaremos explicar como se lleva a cabo.

Tal y como os hemos adelantado, somos muchos los que acabado el verano optamos por seguir tratamientos de invernación para nuestra piscina y es que este es el mejor método que podemos usar para proteger el agua y recuperarla en la temporada estival siguiente, quitándonos así la necesidad de vaciar la piscina para volver a llenarla. No obstante, en ocasiones surgen problemas por lo que, si sobre todo es vuestro primer año, nosotros os recomendamos que contéis con la ayuda de profesionales y si no conocéis a nadie en este sector, nosotros os recomendamos que preguntéis a MPM Mantenimiento Piscina Madrid, ya que ellos son expertos en este tema y os asesorarán encantados acerca de como se lleva el mantenimiento de la mejor forma. Aún así, nosotros a lo largo de este post os vamos a contar cuales son los pasos a seguir para el invernaje del agua:

  • Limpiar el fondo de la piscina.
  • Lavar el filtro a contracorriente (válvula selectora en posición de lavado) concienzudamente.
  • Ajustar el pH de la piscina entre 7,0 y 7,4.
  • Realizar una cloración de choque con la bomba en movimiento para evitar que las pequeñas suciedades del agua queden también invernadas. De esta forma conseguiremos desinfectar los posibles microorganismos que pudiese haber y que a partir de estas fechas ya no reaparecerán por las condiciones adversas. Se recomienda que para este tratamiento utilice cloro activo. Para evitar decoloraciones en el revestimiento, conviene que utilice algún flotador o que introduzca el cloro activo directamente en los skimeres. Es conveniente que dejemos actuar el cloro al menos durante 6 horas antes de continuar con el siguiente paso.
  • Con el filtro de la piscina funcionando añadir el producto invernador en la dosis indicada. Asegúrese de repartirlo por toda la piscina y mantenga funcionando el filtro para asegurar que la distribución del mismo en el agua se homogeniza.
  • Para prevenir el aumento del nivel por las lluvias, en ocasiones se recomienda disminuir el nivel del agua, aunque recuerde que no debiera reducirlo por debajo de la ventanilla del skimmer. Conviene revisar periódicamente el nivel durante el invierno para evitar desbordamientos.
  • Inmovilizar el agua de su piscina cerrando los inyectores y sumideros de agua.
  • Proteger la bomba o bombas de la depuradora cubriéndolas con algún material aislante sobre todo si se encuentran a la intemperie. Es recomendable a su vez tomar medidas en el caso que sea necesario para evitar daños por heladas en las tuberías de su instalación, vaciándolas en los casos que sea posible.
  • Si dispone de limpiafondos automático de los que permanecen en el agua, lo recomendable es sacarlos del agua, secarlos, limpiarlos con desincrustante antical y guardarlos hasta la próxima temporada.
  • Si dispone de una ducha solar no olvide vaciarla abriendo el tapón trasero o desmontarla para evitar daños por las heladas. De la misma forma, actúe en consecuencia en caso de duchas normales.
  • Añadir unos flotadores (por ejemplo, los bidones de producto químico vacíos con aire en su interior) que evitarán por su movimiento sobre las aguas la formación de hielo en caso de heladas, y en el caso extremo en que se forme, disminuirán la presión del agua sobre las paredes del vaso.
  • En el caso de disponer de un cobertor, se recomienda cubrir la piscina para evitar la acumulación de hojas y suciedad. También evitan las heladas en la superficie del agua, y la formación de algas en el caso de que aumente la temperatura pues no dejan pasar la luz.
  • Por último, recuerde que el invernador debe aplicarse dos veces en la temporada, al principio, y entre los meses de enero y febrero, dependiendo de las inclemencias del tiempo.

¿Qué se debe hacer al inicio de la nueva temporada?

Si hemos seguido los pasos anteriores, al inicio de la nueva temporada simplemente deberemos reestablecer la configuración de nuestra instalación para la filtración normal y seguir los siguientes pasos:

  • Cepillar las paredes y el fondo de la piscina con el cepillo de fondo.
  • Pasar el limpiafondos si no disponemos de uno automático.
  • Lavar el filtro de arena con un lavado a contracorriente.

Deja una respuesta