Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Magia: una jornada diferente para hacer equipo y estrechar lazos

Una de las grandes claves para conseguir un rendimiento bastante importante de todos los empleados de los que se dispone en una empresa es construir un clima de buen rollo entre ellos. Si no fuera así, sería muy complicado conseguir buenos resultados. Seamos sinceros: si no existiera ese buen rollo del que hablamos, ¿no estaríais más pendientes de lo que pasa a vuestro alrededor que del trabajo en sí? Lo mejor es que siempre tengamos confianza unos con otros para conseguir que estemos el máximo tiempo posible pensando en maneras de mejorar nuestro trabajo diario y de ejecutarlo.

Son muchas las maneras de construir un entorno que esté bien para trabajar, que sea idóneo para que cada uno de nosotros y nosotras demos el máximo y obtengamos el reconocimiento que nos merecemos. Lo primero de lo que nos tenemos que ocupar en este sentido es que las personas que se encuentran al mando de la empresa sean conscientes de lo importante que resulta este tema. La diferencia entre apostar por construir mejores relaciones y no hacerlo es bestial y los resultados, por supuesto, van a depender en buena medida de la decisión que tomemos a este respecto.

Vamos a ver de qué manera se puede apostar por las cosas de las que os estamos hablando. Para ello, hemos querido recurrir a la página web de LHH, que establece 10 pasos para hacer un gran equipo en el trabajo, que son las que os mostramos a continuación:

  • Que haya actividades de formación para los diferentes equipos es básico para desarrollarlos.
  • Que todo el mundo tenga voz en los diferentes asuntos que engloban a la compañía o a su departamento también es interesante. Todo el mundo se sentirá útil de esta manera.
  • En relación a lo anterior, las sesiones de lluvias de ideas pueden ser de lo más interesantes.
  • Conocer y definir los roles que tiene cada cual puede ser una estupenda idea para tener una conciencia global de cómo funciona el departamento o la empresa y estudiar vías para mejorar todo lo que tenga que ver con estos entes.
  • Desde el punto de vista de la persona que se encuentre dirigiendo la empresa o el departamento, resulta de una enorme utilidad que sea capaz de reconocer los méritos y talentos de las diferentes personas. De este modo, se asegura tener motivadas a todas las personas que trabajan para él o ella.
  • Una cosa básica, que por ello no queremos dejar de mencionar, es que exista un apoyo entre las diferentes personas de las que se componga la empresa. Si eso funciona así, se generará un vínculo de amistad muy grande entre ellas y eso repercutirá en el rendimiento.
  • Tener a personas con diferentes personalidades aporta mucho a un departamento y hace que todas las personas que formen parte de él se retroalimenten y se enriquezcan.
  • Celebrar el éxito es algo que siempre debemos hacer en conjunto y que nunca podemos dejar pasar.
  • Ser sensible a las tradiciones de los demás, así como aceptar y fomentar la diversidad, siempre nos va a proporcionar un jugo fundamental: el de la tolerancia. Cuando una persona siente que todos respetan sus tradiciones dentro de un lugar, está mucho más feliz en ese sitio. Y alguien feliz es alguien productivo.
  • Establecer metas conjuntas para el equipo es algo que hace que este se una y trabaje en equipo para conseguirlas con el máximo grado de eficacia posible.

En otro orden de cosas, el portal web Michael Page informa de cuáles son las 6 claves para conseguir que nuestro equipo sea de alto rendimiento. Aquí las tenéis:

  • Habla de los objetivos en los mismos términos que el artículo al que hemos hecho referencia antes: dice que hay que definirlos y tenerlos claros.
  • También hace referencia a los roles: si se tienen claros, cada persona sabrá qué es lo que tiene que hacer y a quién se tiene que dirigir en todo momento.
  • Tener los procesos bien definidos es algo que va a repercutir en la eficacia de los diferentes equipos y lo que va a permitir que las cosas se hagan rápido y de una forma bastante fiable.
  • También se habla de la importancia de que exista una buena comunicación y un buen clima. Así, está claro que los objetivos son más fácilmente alcanzables para los diferentes actores y actrices que deben conseguirlos.
  • La confianza y el respeto son dos valores sin los cuales todo lo que acabamos de decir sería completamente imposible.
  • Lograr la participación de todo el mundo es fundamental para conseguir que el equipo al completo se sienta útil.

Todavía no se valora lo suficiente lo que supone proporcionar a los miembros de un mismo departamento o empresa una jornada que sea diferente a la habitual y que implique momentos de disfrute que permanezcan en su retina durante mucho tiempo. Antonio Romero, ilusionista profesional, nos ha indicado que un show de magia es una de las opciones que más éxito están teniendo en lo que tiene que ver con esa necesidad de ofrecer una jornada divertida y diferente a los empleados. Y es que parece ser que los resultados de un evento como este en el sentir general del departamento o de la empresa son más que satisfactorios.

Se trata, además, de un show que invita a la reflexión. Normalmente, quienes acuden a uno de estos eventos siempre suelen pensar en cómo ha podido el mago realizar todos y cada uno de sus trucos. Le buscan una explicación. Y, a fin de cuentas, de eso se trata el día a día de esos trabajadores. De buscar soluciones a los problemas y de intentar proporcionar explicaciones a todo lo que ocurre en el seno del negocio para el que se desempeñan. Todo lo que incite a pensar y a reflexionar siempre va a tener un impacto positivo sobre las personas y, consecuentemente, sobre las organizaciones en las que se encuadran y para las que trabajan.

Disfrute para todos y todas 

Las personas que forman parte de un equipo pueden ser realmente diferentes y, de hecho, ya os hemos indicado que es idóneo que así sea. Teniendo esto en cuenta, podría parecer complicado organizar una jornada que fuera diferente en el seno de la empresa porque podríamos tener la sensación de que no todos ni todas disfrutan igual. Sin embargo, creemos que un show de magia es algo que tiene la capacidad de hacer que todo el mundo disfrute de igual manera, con independencia de cuáles sean sus preferencias en cuanto a ocio. La magia es algo que, por muchos años que vayamos cumpliendo o por muy jóvenes que seamos, nos sigue llamando la atención de una manera poderosa.

De hecho, si hiciéramos una encuesta que valorara la experiencia de una persona que ha acudido a un show de magia, probablemente nos encontraríamos con unos resultados de lo más interesantes. Y es que la magia tiene algo que otras ciencias no tienen. No cabe la menor duda de que estamos hablando de una cuestión que tiene el poder de captar la atención del cerebro humano y que va a continuar siendo una de las grandes maneras de hacer posible que la gente viva unos momentos diferentes a los que normalmente suelen caracterizar su día a día en el trabajo.

Una manera de ver cositas entre tu gente 

Es interesante ver, desde el punto de vista del emprendedor, cómo se maneja uno de sus empleados o empleadas en una situación como la que se produce en un show de magia o en cualquier otra actividad que se desarrolle fuera del ambiente habitual del trabajo: si una de esas personas interviene más, si ayuda en cualquier aspecto a uno de sus colegas, si es más introvertido… El análisis que se puede extraer es muy grande y eso ayuda al emprendedor o emprendedora a conocer más en profundidad a la persona que tiene trabajando.

Y es que está ahí la clave: en conocer a nuestra gente, saber cuáles son sus puntos fuertes para maximizarlos e identificar cuáles son los más débiles para tratar de corregirlos. Así es como se consigue ese desarrollo personal que muchos profesionales buscan a lo largo de su día a día y que termina haciendo que los equipos adquieran un conocimiento propio y una dinámica de trabajo que les convierte en imparables. No cabe la menor duda de que esa es una gran ventaja para las empresas que disponen de esos equipos y para todas y cada una de las personas que se encuentran en ellos, que funcionan como una verdadera maquinaria y con una velocidad tremenda.

Ojalá que todas las empresas vean en actividades como las que os hemos comentado una oportunidad para seguir creciendo. Desde luego, se trata de una manera muy concreta y diríamos que bastante fiable para conseguir generar equipos y mejorar procesos. Que así siga siendo es una de las grandes necesidades de cualquier tipo de empresa porque es con esa conexión y con ese buen clima que se genera con actividades así como se pueden ir conquistando mejoras en términos de productividad y de rentabilidad.

 

Más entradas interesantes

Scroll al inicio