La comida típica madrileña
9 septiembre, 2020

La comida típica madrileña

Madrid lo tiene todo. Dicen que de Madrid al cielo y quizás esto viene porque el que lo dijo tomó alguna vez un plato de la gastronomía madrileña. Y es que, aunque en España son muchas las comunidades que tienen la fama de su buena cocina, la capital disfruta de unos platos suculentos que marcan la diferencia. Hoy vamos a hacer un repaso culinario a todo lo que puedes comer si haces una visita a la ciudad de la Puerta de Alcalá. Así que, mírala, mírala.

Si te sirve como dato, cuando el Rey Felipe II formó la capital y la trajo desde Valladolid. También decidió añadir las comidas típicas, que hasta la fecha destacan a la ciudad de Madrid de las demás ciudades de España.  Así que hoy comemos como reyes.

Cocido madrileño

Hablar de Madrid y no hacerlo de cocido es como un pecado. Es el plato más famoso y típico de invierno el cual está compuesto por tres partes: sopa, garbanzos y carnes. Este sabroso plato se puede degustar en muchos restaurantes de Madrid. Hay que saber que su antecedente era la «olla podrida», un plato que permitía aprovechar toda la carne y que era muy popular entre la población sin mucho poder adquisitivo. Ya sabes que se come de  tres veces. Primero la sopa, luego los garbanzos y las verduras. Y para terminar el festón, la carne. Luego echar una siesta es de obligada. Hasta los cocineros más conocidos se atreven a hacer uno.

Callos a la madrileña

Los callos a la madrileña son uno de los platos más típicos del invierno madrileño.​ Se elabora principalmente con tripas de vaca que se ofrecen por regla general en las casquerías existentes cerca de las carnicerías de la capital madrileña. Es un plato que se suele servir caliente en una cacerola de barro y acompañados de rodajas de chorizo (chorizo de Cantimpalos) y morcilla,​ y jamón entreverado. Además es un plato que sale muy barato.

Bocadillo de calamares

Tan típico como ver la Puerta de Alcalá o visitar el Santiago Bernábeu (si eres merengón), es comer un bocadillo de calamares en la Puerta del Sol. Los bocadillos de calamares podemos decir que son parte de un plato extraño tratándose del interior de España. Vas a notar que saben muy diferente al que te comes en tu casa o en el bar de tu ciudad.

Gallinejas

Y  tan castizo como el chotis, son las gallinejas.  Son tripas de cordero y su consumo se localiza casi de modo exclusivo en Madrid. Curiosamente, antiguamente, el despacho de este producto se realizaba en quioscos o comercios populares. Aunque existen varias recetas, las gallinejas clásicas son un producto mixto de cordero lechal compuesto por el intestino delgado y un trozo de mesenterio (el entresijo), que a su vez contiene una mollejita popularmente llamada «botón».

Caracoles a la madrileña

Vamos con otro plato típico de Madrid. Se trata de los caracoles, para algunos, un auténtico manjar. La clave está la salsa realizada a base de caldo de carne y embutidos de matanza, que debe quedar muy bien ligada y con un sabor picante. De esos que entran solos con una copita de vino. Son muy fáciles de hacer. Después de hervir los caracoles varias veces, se hace un sofrito de cebolla,  ajo y guindilla, al que se añade jamón, chorizo y pimentón, dejando cocer un par de minutos más, pasado los cuales se añade tomate y se deja 15 minuto en el fuego. Mi recomendación es que el tomate sea Hida, ya que se trata de un tomate concentrado. Y eso es ideal para la preparación de guisos, sopas, salsas y cremas de tomate. Un gramo de este tomate equivale a 5 gramos de tomate natural.

Oreja a la plancha

Marchando una de oreja. Así se canta en los bares de Madrid. Y es que la oreja a la plancha es otro de los platos de casquería más típicos. Consiste simplemente en cocer previamente la oreja para después poner la oreja de cerdo a la plancha o sartén hasta que esta dorada para al final añadir un poco de perejil. La verdad es que a la hora del aperitivo es un manjar para mayores y pequeños.

No es broma cuando decimos que del Madrid al cielo gracias a la gastronomía. Ya has visto que se compone de platos principalmente por productos frescos la región como sus verduras o carnes para los platos de cuchara, guisos o frituras. También hay que destacar la importancia que tiene en el tapeo en sus bares, y es que la gastronomía es uno de los grandes atractivos de Madrid. ¿Te animas a venir a visitarlo?

Deja una respuesta