Aprovecha tus momentos de ocio para restaurar algún coche clásico que te guste
13 julio, 2022

Aprovecha tus momentos de ocio para restaurar algún coche clásico que te guste

Tener momentos de ocio es vital para nuestra vida y es que esos periodos de desconexión son fundamentales para recargar las pilas y seguir con vitalidad en la dureza de nuestro día a día, de la rutina. Por ello, en este post de hoy os queremos proponer una actividad que os ocupará bastante tiempo pero que es muy gratificante y que pasa por los pasos a seguir para restaurar un coche antiguo.

Y es que detrás de un coche clásico hay belleza, hay elegancia, hay nostalgia… Cualidades que justifican la existencia de un elevado número de seguidores de la restauración de coches antiguos, como ha ocurrido recientemente en Ourense con su maravilloso y único Alpinche. Por ello, si te animas a restaurar alguna joya de las cuatro o dos ruedas, nosotros te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

  • Investiga el coche: qué modelo es, de qué año, detalles de fabricación, la tapicería original, los detalles decorativos, la aleación empleada, los siguientes modelos… Además, también puedes acudir a un especialista en valoración de coches antiguos para que te oriente sobre su valor, su estado… En este sentido, si a la hora de investigar te encuentras con los manuales de taller o con los manuales de usuario, lo cierto es que tendrás unos grandes aliados para saber qué es lo que necesita el coche exactamente o que pieza le falta o como se montan diferentes componentes.
  • Antes de empezar, lleva el coche a un mecánico profesional, para que compruebe el estado del coche, las piezas a cambiar, qué sustituciones requiere la parte mecánica…
  • Con toda la información sobre la mesa, tanto la que te proporcionó el mecánico profesional como toda la información que has podido encontrar en la red, elabora un presupuesto. Para ello debes tener en cuenta las piezas que debes adquirir, el coste de los materiales, el nuevo tapizado, la mano de obra si necesitas algún mecánico para ciertas partes, las visitas al taller para que te revisen los avances… Además, en la restauración de un coche clásico importan los pequeños detalles y hoy, gracias a la inmensidad de internet, podrás encontrar páginas, tiendas o particulares que vendan las piezas originales de tu modelo de coche.
  • A la hora de restaurar la parte mecánica, va a ser muy útil contar con un foso en el espacio de trabajo. Si no tienes la opción de trabajar en un taller (por ejemplo, en el de un amigo o conocido que te lo preste) y debes hacerlo en tu garaje, quizás debas plantearte la posibilidad de instalar algún tipo de plataforma de elevación ya que unos simples caballetes o gatos no son cómodos ni seguros para la cantidad de horas que podrás llegar a echar bajo el coche. Otra cuestión importante que debes tener en cuenta en el acondicionamiento del garaje es la humedad, pues el exceso de la misma podrá provocar la corrosión de la vieja carrocería. Para ello puedes echar mano de un deshumidificador.
  • En el momento de empezar a desmontar, debes tener una premisa clara, y es no perder de vista el orden y la organización. Para ello te harás con bolsas y etiquetas donde guardar y clasificar las piezas pequeñas, una cámara de fotos para capturar la colocación de las piezas, pegatinas para enumerar las partes que vayas extrayendo… Todo esto será de gran ayuda a la hora de volver a montar el coche. Además, por su parte, esas mismas fotografías te servirán para buscar los repuestos.
  • A medida que vayas avanzando con la mecánica, sería recomendable acudir a un taller de confianza para que un mecánico profesional controle que todo funciona correctamente y que no te estás dejando nada en el aire. Además, en el caso de que existan piezas de la mecánica que son imposibles de recuperar, nosotros os damos un truco de expertos y es que os paséis por Reconstruidos Mober, quienes son expertos en la reconstrucción y recuperación de este tipo de elementos mecánicos y a bien seguro que cuentan con los elementos que vosotros necesitáis para poder acabar el coche, al menos, mecánicamente.
  • Las piezas metálicas que se tengan que reemplazar se suelen sustituir por piezas de chapa de acero al carbono, con una aleación de estaño, de un grosor de unos 2 mm.

Internet, el gran aliado de la reconstrucción de coches

Hasta hace tan solo unos años muchos de nosotros teníamos problemas para encontrar piezas nuevas o de segunda mano de coches antiguos, puesto que más allá de los desguaces de nuestra zona o de las concesiones de las marcas, no teníamos a quien recurrir para comprar lo que nos faltaba. Sin embargo, en la actualidad, el uso de internet está cada vez más extendido para esta tarea puesto que en cualquier parte del mundo podemos encontrar un desguace o un particular que nos venda todas aquellas piezas que necesitamos, así como podemos aprovechar para entablar amistad con propietarios o clubes de amigos de modelos de coche similares al nuestro.

Deja una respuesta