La compra-venta de empresas
4 Abril, 2017

La compra-venta de empresas

Aunque no sea algo notorio como para que salga en los medios, a no ser que hablemos de una gran multinacional, la compra-venta de empresas en Madrid está a la orden del día. Hay sociedades que cambian de propietarios manteniendo sus nombres, lo que hace que para gran parte de la sociedad este acto pase inadvertido, y hay otras que tras la venta cambian el nombre haciendo el acto más notorio pero, sea como sea, este tipo de contratos y acuerdos se han convertido en un negocio en sí mismo.

Ahora bien, ¿cómo podemos estar seguros de lo que es una buena venta? Hay datos que sólo manejan las propias empresas pero que, en teoría, deberían ser públicos. En eso se basa el trabajo de Castellana Detectives, una empresa que ofrece servicios de Mystery Shopper en Madrid y realiza informes de Due Diligence para analizar detenidamente la situación exacta, tanto económica como laboral, de una empresa concreta.

Conocer verdaderamente el libro de cuentas puede hacernos tomar una decisión más acertada que conociendo sólo los datos que la empresa quiera que sepamos, pero no se trata solo de eso. Para tomar una decisión con fundamento es importante conocer los acuerdos o contratos que ya tenga firmados esa empresa, las subcontratas, las deudas que acumule, los proveedores que tenga, y si siguen dispuestos a seguir trabajando con ellos cuando la empresa cambie de manos.  Sólo sabiendo cada entresijo es cómo podemos estar seguros de que el negocio será rentable.

Expansión

Muchas veces, cuando una empresa sale a la venta (ya sea como acciones en bolsa o en su totalidad en una transacción privada) lo que se pretende es conseguir una expansión más rápida y económica, llegando incluso a barajar la posibilidad de la internacionalización. En esos casos, el nuevo propietario (o nuevos propietarios) tienen la posibilidad de pedir ciertas ayudas o financiaciones, tanto al Estado como a compañías privadas. En Cofides podéis encontrar toda la información al respecto, tanto para financiaciones como el Fonprode u otros productos financieros con los que cuenta la compañía.

Gracias a este tipo de inversiones, que se unen a una mayor solvencia en la liquidez de la empresa , es como algunas de las compañías más importantes consiguen presencia en el extranjero. Algunas de esas marcas son: Zara, Freixenet, Pronovias, Repsol, Roca, Iberdrola, Abertis, Telefónica, Santander, Meliá, Real Madrid y un largo etcétera.

La expansión exterior de las marcas españolas genera un volumen de negocio de más de 400.000 millones de euros. Innovación y diseño de marca son los factores de competitividad clave que garantizan la buena imagen y prestigio de los productos y servicios españoles.

El informe anual sobre marcas globales que elabora Millward Brown situó además, en 2016, a dos enseñas españolas entre las cien más valiosas del mundo: Zara y Movistar. Por su parte, el ranking de marcas de mayor valor de Forbes posicionó a Zara, Santander y BBVA entre las cien más relevantes ese mismo año. Pero Zara y Santander acumulan más galardones, pues también figuraron entre las mejores en la clasificación 2015 de Interband.

No es necesario ser Amancio Ortega para arriesgarnos a invertir en actividades de compra-venta de empresas, ni para intentar expandir nuestro negocio, sólo necesitamos los conocimientos necesarios para arriesgar lo mínimo posible ante un porcentaje de éxito grande.  Así de simple y complicado al mismo tiempo.

Deja un comentario