Ifema acogerá la cita de los coches clásicos Retromóvil
1 diciembre, 2017

Ifema acogerá la cita de los coches clásicos Retromóvil

Los coches clásicos se están convirtiendo en toda una tendencia en nuestro país, donde incluso destacan más que en ningún otro ya que por la precariedad vivida hace muchos años, cuando esta industria despegaba, pocos eran los ejemplares que aquí teníamos, y menos aún los que han sobrevivido hasta nuestros tiempos. De hecho, lo más común entre quienes desean hacerse con uno es comprarlo en el extranjero, donde los precios, por la mayor oferta, son más bajos, y traérselo a España a través del servicio de transporte de clásicos por carretera de Transportes Transthalia, donde los tratan con especial mimo al entender que su valor no sólo económico sino sentimental.

Estos los protegen con medidas de seguridad exhaustivas para que se conserve en perfectas condiciones, y además cuentan con un seguro que respalda cualquier desperfecto o incidencia que pueda ocasionarse. No obstante, si todavía no os habéis decidido por algún modelo en concreto, os recomendamos visitar Retromóvil, el salón de los coches clásicos que se celebra en Ifema en diciembre.

La de este año será la 15ª edición del Salón Internacional del Vehículo de Época, y se celebrará del 15 al 17 de diciembre, en el pabellón 12 de recinto de exposiciones de Madrid. El certamen ocupará una superficie cercana a los 15.000 metros cuadrados cubiertos, a lo que se  sumará una zona  exterior de otros 2.000 metros cuadrados como parking gratuito para concentraciones de coches y motos vintage.

Y es que desde hace tiempo el sector venía reclamando la celebración de esta feria en IFEMA, como el lugar apropiado para el desarrollo de un certamen internacional a la altura de las necesidades que tiene un mercado como el español. Además, las fechas elegidas, cercanas a las fiestas navideñas, no han sido al azar. En una época del año en la que el consumismo está en pleno auge, los organizadores creen que puede ser beneficioso para resultado comercial de los expositores participantes.

La feria, como es habitual en este tipo de certámenes, contará con stands de venta de automóviles y motocicletas, restauradores, recambios, piezas, miniaturas, automobilia, libros, ropa de época, herramientas, etc. Además, se les rendirán diferentes homenajes a modelos emblemáticos de la historia de las dos y las cuatro ruedas con motivo de sus diferentes aniversarios.

Por otro lado, se programará una feria participativa en la que tendrán cabida todos los clubes, museos y asociaciones relacionados con el mundo del vehículo de época, a los que se les ofrecerá espacio sin coste para promover sus actividades. Asimismo, y siguiendo en esta línea, todos los propietarios de vehículos clásicos, ya sean de dos o cuatro ruedas que se acerquen en ellos hasta IFEMA para visitar la feria, dispondrán de parking gratuito y vigilado.

Homenaje a Pedro Serra

La feria madrileña le dedicará a Pedro Serra un espacio en el que se podrán contemplar una decena de sus creaciones. El carrocero español de la postguerra de mayor renombre falleció el pasado día 17 de febrero de este mismo año y por eso se ha querido dedicarle un merecido homenaje póstumo. Este consistirá en una variada exposición con muchas de sus obras más renombradas.

Pedro Serra (1926-2017) creó en sus Talleres Pullman barceloneses carrocerías de todos los tipos. Al principio se dedicó a transformar y dar nueva vida a maltrechos vehículos de preguerra, pero con el tiempo llegó a trabajar sobre los chasis más renombrados de aquellos años, incluyendo marcas como Pegaso, Bentley, Ferrari o Aston Martin.

En su época de mayor esplendor (1955-1965), llegó a fabricar pequeñas series de algunos modelos, como los microcoches Clúa o los Seat 1400 Cabrio, que incluso se distribuían mediante la red de concesionarios oficial de la marca.

Trabajó también con diferentes materiales, siendo pionero en el uso de fibra de vidrio en España, por ejemplo con el Dodge Boulevard de los años 70, del que también se fabricó una corta serie de varias unidades. Y todo ello, por supuesto, sin olvidar las diversas realizaciones sobre vehículos populares españoles como el Renault 4/4 de FASA , el Citroën Dyane 6 producido en Vigo o el mítico Seat 600, sobre el que realizó hasta cinco versiones totalmente diferentes.

La exposición de Retromóvil Madrid contará con una selección de alrededor de una decena de unidades representativas del trabajo del maestro barcelonés. La muestra incluirá dos unidades muy diferentes del Seat 1400 B cabriolet, ambas expuestas al público por primera vez tras muchos años en el olvido más absoluto.

También se podrá ver un exclusivo microcoche Clúa, una de las sólo 3 unidades supervivientes, de las cuales sólo dos se encuentran en orden de marcha. El Morgan que Serra carrozó a finales de los años 50 es una pieza muy original que apenas se ha dejado ver en eventos desde su restauración hace unos cinco años, y los asistentes a Retromóvil tendrán oportunidad de examinarlo de cerca.

El Museo de Salamanca también colabora con esta exposición, con la cesión del  Rolls-Royce Silver Wraith carrozado por Serra en 1959 y el Pegaso Spyder Serra Prototipo de 1953, dos obras muy significativas de la versatilidad del carrocero catalán.

Y además de todos estos, se podrán ver otras unidades, algunas de ellas poco conocidas dentro catálogo de Serra. Sin duda será una oportunidad única para contemplar en vivo la maestría de Pedro Serra, el carrocero de la España de la postguerra por excelencia.

Deja un comentario