El placer de saber tomar café
21 mayo, 2018

El placer de saber tomar café

Actualmente se estima que el consumo diario de café es superior de 500.000 millones de tazas de café. Si hablamos de ventas mundiales, el café está en segundo lugar después del petróleo.

Los orígenes de esta bebida tienen origen en Etiopía, porque el café como producto que hoy entendemos no tiene tanto tiempo. La llamada cultura del café es la búsqueda de una serie de sensaciones. Vamos a conocer más sobre los secretos que tiene el café y que lo han hecho tan popular en nuestra sociedad.

Una bebida con historia

Si vas a tomarlo en el desayuno, lo mejor es no agregarle leche, mejor añadir un poco de café a tu leche. En caso de que te apetezca después de la comida, es posible incorporar unas cuantas gotas de kalhúa. Vamos con más formas que realmente potencian sus ya de por sí ricas cualidades:

En caso de que desees más emociones, merece la pena optar por un carajillo español, donde solo vas a precisar de aguardiente de orujo, ron o brandy. Para ello quema la bebida por la que optes con un trozo de piel de limón, unos granos de café, azúcar y un pedazo de canela, para finalmente añadir un espresso.

Hay gente que busca cosas diferentes y aquí entra en modo irlandés. Se puede reunir nata cremosa, whiskey y azúcar moreno, añadiéndolos a un café americano. Es posible también añadir a la taza un poco de sal y finas hierbas, obteniendo un sabor raro, pero muy atractivo, e incluso añadirle canela.

Vamos ahora con una serie de aspectos que merece la pena considerar si quieres hacer un ritual para tener una experiencia nueva con esa taza de café que tomas por rutina sin pararte a disfrutar.

  • Debes prepararlo con agua y lo mejor es que está entre los 85 y 96 grados
  • En caso de que vayas a moler los granos, lo mejor es molerlos de inmediato. Para ello toma del orden de 20 gramos por cada taza que vayas a servir.
  • Puede que se te enfríe, en ese caso no lo recalientes, prepara otra taza.
  • Si usas cafetera y filtros de papel, lo mejor es humedecer el café con agua fría antes de proceder a poner el agua caliente.
  • Nunca vayas a servirlo en vasos de plástico o metal, puestos realmente alteran el sabor original.
  • Tienes que acompañarlo con chocolate amargo, el cuál realza el sabor de manera insuperable.

Algunas veces pueden haberte dicho que conservarlo en el congelador es una magnífica idea para que se conserve su sabor. Lo mejor en este caso es que lo olvides, especialmente si hablamos del grano molido, puesto que la humedad del refrigerador hace que el café se vuelva amargo y pierda el aroma.

En caso de que ya se haya molido, es posible mantenerlo fresco en un frasco de color oscuro, que esté hecho de materiales que no absorban los olores y donde el cierre sea hermético. Hay que saber que el grano molino conserva las propiedades por espacio de 10 a 15 días y algunas empresas dicen que cuando es molido dura únicamente un día.

Ten en cuenta que es mejor no guardarlo en lugares de alta temperatura o que estén próximos a la estufa o refrigerador que emanen calor, pues descompone las partículas que forman el grano, desapareciendo aromas y sabores.

Nuestro país es uno de los que aprecian más el café y han ido creciendo franquicias de lo más apetecibles para tomar un buen café acompañado, El molí pan y café es una de esas franquicias que han sabido entender las necesidades del mercado y que son especialistas en café, donde hay espacio para los mejores del mercado y que además conocen las mejores maneras de trabajar el café para que los resultados sean los mejores.

Son detalles pequeños que tienen un gran valor para el cliente que lo pueda apreciar y a precios realmente económicos. Un café y poder tomarlo realmente hecho con el cariño que merece sigue siendo un placer digno de paladear, por lo que merece la pena buscar sitios donde poder tomarlo tranquilamente.

El café de verdad se toma en sitios con personalidad y donde conocen realmente qué es lo que hay que hacer para que sea toda una experiencia.  Si además de esto, es en buena compañía, puedes decir que se experimenta el verdadero placer de tomar un buen café.

Deja un comentario