Ahorrando para no bajar la persiana
7 junio, 2017

Ahorrando para no bajar la persiana

Muchas son las empresas que, ubicadas en Madrid, necesitan ahorrar, bien porque están iniciando su andadura profesional o bien porque están pasando por un pequeño bache que necesitan solventar. Por eso queremos daros algunos consejos con el fin de ayudaros a que vuestro bolsillo, o el de vuestro negocio, nunca se quede vacío.

Ahorra en:

  • Alquiler

Si el local u oficina en el que estás alojado tiene un alquiler demasiado elevado en comparación con tus beneficios, o si simplemente necesitas ahorrar en esta partida de presupuesto, una de las posibilidades que tienes es plantearte alquilar una oficina en un centro de negocios e incluso optar por un espacio coworking. En Madrid hay muchísimos centros de negocios, cada uno con sus pros y sus contras, pero The Underground Den es uno de nuestros favoritos, tanto por su estética actual como por los servicios que ofrece.

Obviamente, si vuestro negocio es un establecimiento de cara al público la cosa se complica un poco más pero, aun así, pueden haber algunas posibilidades de ahorro con respecto al alquiler: desde cambiar la ubicación (hay zonas en barrios más baratos que otros donde hay mucho nicho de mercado para ciertos negocios), hasta llegar a un acuerdo con el propietario del local buscando un pequeño desahogo.

  • Luz y agua

Para una empresa que tiene las luces encendidas y el agua en funcionamiento durante gran parte el día (por no hablar de la calefacción y el aire acondicionado), bajar un poco la factura de la electricidad, o la del agua, puede ser un ahorro importante. Invertir en bombillas led, aunque a priori es un gasto más que un ahorro, puede suponer una gran ventaja cuando amortizamos esa inversión. Ahora bien, dependiendo del negocio se puede tardar una media de dos años para amortizar el gasto así que si necesitas un ahorro inmediato no es lo más efectivo, aunque sí lo más ecológico.

Lo que sí podemos hacer es entrar en una lucha de pujas. Las eléctricas, como las empresas de telecomunicaciones tipo Movistar y Ono, se “pelean” diariamente por mantener a sus clientes y robar los de la competencia por lo que, si pides presupuesto a una y a otra, es muy probable que consigas pagar menos por cada kilobyte, lo que a final de mes se puede traducir en una buena rebaja en la factura.

  • Materiales de Oficina

Al igual que ocurre con casi todo, hay proveedores de material de oficina y papelería muy económicos y otros que no lo son tanto, así que nunca está de más preguntar a la competencia qué tipo de oferta pueden hacernos si les compramos “x” productos al mes, bimensualmente o incluso al año. Ahora bien, hay pequeñas empresas cuyo gasto en papelería no es muy elevado y, al no comprar al por mayor, el precio de dichos materiales en ciertos proveedores no sale rentable. En esos casos yo optaría por la compra tradicional, directamente a la tienda comercial, vía online o de manera física. En Carlín tenéis gastos de envío gratuitos por compras superiores a 45 euros, garantía de devoluciones y la posibilidad de comprar a través de la red o acudiendo a su establecimiento en la calle Francos Rodríguez, 9.

  • La limpieza

Si bien no es lo más recomendable, ante una necesidad imperiosa de ahorro en gastos, se puede evitar contratar la limpieza de local u oficina a empresas externas haciéndonos cargo nosotros mismos o nuestros empleados. Digo que no es recomendable porque normalmente ya se acaba lo suficientemente agotado tras una jornada laboral como para tener que ponerte a limpiar a posteriori, pero llegada la necesidad, siempre se pueden hacer turnos de limpieza dentro del propio horario de trabajo.

  • Inventario

Un control de stock adecuado puede evitarnos tener que comprar productos que ya poseemos pero que no recordamos o de los que no conocemos su ubicación. Realizar un inventario y anotar cada producto con su correspondiente ubicación puede ayudarnos a ahorrar unos euros a final de mes.

Sea como sea, siempre hay algunas cosas de las que se puede prescindir, aunque llegados a un punto es posible que toquemos el límite del ahorro y ya no se puedan reducir más los gastos, por eso esperamos que estos consejos puedan ayudaros a ahorrar un poco cada mes.

Deja un comentario